jueves, 8 de enero de 2009

Buses librepensantes


Sí ya lo sé. No conviene dar mucha publicidad a este tipo de iniciativas pero me han llamado la atención algunos aspectos de la campaña:


- El uso de la probabilidad en lugar de la afirmación categórica: "Probablemente Dios no existe". En realidad, la afirmación "probablemente Dios no existe" admite implícitamente la tesis contraria: la posibilidad de la existencia de Dios por lo que nos quedamos como al principio, preguntándonos sobre el origen y del destino del hombre. Además, si se admite -aunque sea remotamente- su existencia, no tiene lógica alguna invitar a tener una actitud que parece tener que ver más con la certeza de su no existencia (porque eso es lo que ellos creen, que liberados de los prejuicios religiosos nuestra vida será más despreocupada. Todo el mundo sabe que las preocupaciones me las da la religión y no la hipoteca, la educación de mis hijos, el porvenir de mi patria, la inseguridad, el paro, el terrorismo, etc.). Si vivo preocupado porque Dios existe (sic), más preocupado estaré si solo es posible que exista. Es más, en realidad estaré más preocupado porque en lugar de certeza tendré dudas. Las dudas son causa de preocupación y no las certezas.


- "Deja de preocuparte". Es una invitación a la la renuncia intelectual acerca de las grandes verdades del hombre, sobre su origen y destino.No parece que haya sido el conformismo intelectual -que estos pregonan- lo que haya llevado a los grandes descubrimientos científicos. La preocupación acerca de lo que no se conoce es el fundamento necesario para el avance y descubrimiento. Estos librepensadores abogan precisamente por el apagón intelectual, "deja de preocuparte" que más da que exista Dios o no exista, distrae tu curiosidad saciando los apetitos sensuales o mejor aún, atrofia esa insana curiosidad innata que tienes a conocer la verdad hasta no hacerte preguntas de ese tenor. En realidad, se trata de una invitación insolente en favor de la ignorancia.


- "Y disfruta la vida". Así que ahora tengo que preocuparme además por disfrutar la vida. Lo que antes no era imprescindible (aunque tampoco un obstáculo) es ahora una necesidad. Resulta curioso según esto que seamos los creyentes, los que creemos en la vida eterna los que defendamos sin embargo la vida terranal con más insistencia precisamente contra los ataques de los librepensadores que defienden el aborto y la eutanasia. El problema es que para estos disfrutar es mera degustación sensual y la vida como servicio a los demás no merece la pena.


Me entero que los evangélicos han contraatacado con el lema "Dios si existe. Disfruta de la vida en Cristo". (cuidado el link es a El País).


Luego se remiten a una página de título vago y melifluo: "Centro Cristiano de Reunión". Su declaración de principios sin embargo coincide mucho con la de los librepensadores y alterna frases en un sentido y en el contrario:


"Creemos que Jesús es el Hijo de Dios, que fue enviado a la tierra para morir y resucitar por nosotros, como forma de perdón de nuestros pecados. No predicamos de ninguna religión; creemos que ninguna religión es verdadera y que ninguna religión salva ni da luz, paz o serenidad a ningún ser humano. Creemos en la Biblia como la palabra revelada por Dios y en el poder de su inspiración espiritual para cada persona que la lee. Creemos que el señor nos está buscando permanentemente para ofrecernos una vida nueva en esta tierra y la salvación en su presencia en la vida venidera. Creemos que Jesús sana y hace milagros en los presentes tiempos, conforme a la fe de cada uno. Creemos que todos somos llamados a seguirle. Creemos en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. "


La verdad es que más que una contestación, parece parte de la misma campaña. Con lo fácil que hubiera sido: "Dios existe. No te preocupes por disfrutar en esta vida". No es algo escatológico sino el mejor consejo que puede darse para esta vida. La obsesión por vivir la vida a tope es lo que produce angustia y desazón cuando se comprueba que nada en esta vida satisface plenamente las aspiraciones del hombre.

1 comentario:

Arcana Mundi dijo...

No me sorprende que los enemigos de todo lo que trascienda la burda materia hagan su lógico trabajo. Sí me irrita que los que sí tienen una visión algo más que cuantitativa se sorprenda que "el enemigo" actue en consecuencia.
Posiblemente esto se deba a que los únicos no consecuentes son los "tradicionales".
Un afectuoso saludo.