viernes, 15 de enero de 2010

13 razones para oponerse al referendum sobre el aborto

A propósito de la campaña pro-referendum que están promoviendo desde HO, Museros en su blog Asando la Manteca ha recopilado 13 razones que desmontan y refutan la peregrina idea de someter la vida de nuestros semejantes a votación. Para simplificar la lectura en servicio RSS, lo transcribo tal cual:

------
Ahí van trece razones (y seguro que hay muchas más) para mandar a paseo (por no utilizar otra expresión más zerolina aún) una idea que creería obra de la mismísima Bibiana Aído, si no fuese porque estoy completamente seguro de que ella no es tan lista como para que se le ocurra algo tan perverso:

1- Porque nos dicen que la vida humana es innegociable, pero lo único innegociable en este referéndum es el aborto libre. Dado que en la votación sólo se cuestionarían algunos aspectos de la reforma de la ley del aborto, las dos opciones a votar serían lo que hay ahora (aborto libre de facto) y lo que viene (aborto libre de iure).

2- Porque se nos quiere engañar a los españoles hablando como si la única forma de oponerse al aborto libre de iure (el del PSOE) fuese votando a favor del aborto libre de facto (el del PP). Se busca, con este referéndum, obligar a los españoles que están contra el aborto a escoger (innecesaria, pero muy convenientemente para algunos) entre dos opciones moralmente inaceptables.

3- Porque los promotores de este referéndumnunca someterían a votación su vida ni la de sus familias, pero, incomprensiblemente, consideran una idea digna de elogio y de apoyo incondicional el someter a votación las vidas de millones de nuestros semejantes aún por nacer.

4- Porque el que pide un referéndum está otorgando legitimidad con ello al resultado de la votación, sea el que sea (y, en este caso, ambos resultados contemplarían el aborto libre). La solicitud del referéndum por parte de algunos y su posterior "celebración" dejaría a todo el movimiento provida español, de cara al resto de nuestros conciudadanos, sin la más mínima autoridad moral para defender el valor absoluto de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural (y quién sabe si no es esto lo que se persigue, por parte de algunos, con iniciativas así.).[Photo]

5- Porque no es necesario que nos quedemos todos ciegos para dejar tuerto a Zapatero. Y, dijese lo que dijese Nicolás Maquiavelo, el fin no justifica los medios, especialmente cuando el fin es respaldar en un referéndum el aborto libre de facto vigente en España desde hace tiempo.

6- Porque, aunque algunos hablen como si no lo supieran, hay otras formas de defender la plasmación inequívoca en la legislación española del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, así como la derogación de las leyes abortistas vigentes (algo a lo que, en ningún momento se aspira con las opciones propuestas en este referéndum).

7- Porque, por mucho que se insulte la inteligencia ajena negando esta evidencia, pedir que se someta a votación una ley que trata sobre el derecho a vivir, supone, en la práctica (aunque se afirme lo contrario), admitir que el derecho a vivir puede ser sometido a votación. Hoy se propone votar el de los que aún están por nacer y mañana quién sabe de quiénes.

8- Porque, si el referéndum sale bien, un partido político muy conocido con muchas posibilidades de llegar pronto al gobierno podrá afirmar (y no mentiría) que la mayoría de los españoles han respaldado en las urnas las leyes abortistas hoy vigentes en España que dicho partido defiende a capa y espada. Se le estaría dando a ese partido (y quién sabe si no es esa la intención última de todo esto) la excusa perfecta para que no derogase ninguna de las leyes abortistas vigentes hoy en día en España y que permiten, entre otras cosas, el aborto libre de facto.

9- Porque (para más inri) ni siquiera se somete a votación la totalidad de la "ley Aído", sino sólo los aspectos referidos a la consideración del aborto como "derecho". La "educación sexual" obligatoria para los niños no es cuestionada por los promotores del referéndum en ningún momento (al igual que tampoco lo es por ese partido político tan conocido).

10- Porque, además, este referéndum coincide sospechosamente con las tesis de los dos partidos abortistas mayoritarios en el Parlamento español, quienes, en plena sintonía a este respecto,afirman categóricamente no querer un debate "aborto sí o aborto no".

11- Porque, aunque la expresión "Principios No Negociables" sólo tiene tres palabras, a algunos parece que les sobra la de enmedio.

12- Porque, todas estas razones se resumen, finalmente, en una sola: que, aunque los promotores de esta iniciativa hablan de "proteger la vida por ley", lo que se protege por ley con este referéndum es el aborto libre (ya sea despenalizado o legalizado).

y 13 (Propina): Porque, aunque algunos repiten todo el día que hay que hacer todo lo posible y no cruzarse de brazos (como si "hacer mucho" fuese sinónimo de "hacer bien"), hubiese resultado preferible que algunos se hubiesen quedado (y siguiesen) cruzados de brazos en lugar de haber promovido iniciativas como ésta.

3 comentarios:

Miguel de Sanjuán dijo...

Siempre resulta exasperante "discutir" este tipo de campañas con amigos -o familiares-, partiendo de la comunión sobre el valor y defensa de la Vida Humana. Pero, esta "idea" del referendum, no sólo pervierte el auténtico fin (la abolición de toda norma que permita el aborto; cuestión esta que aún muchos parecen no tener clara), sino que emplea un instrumento susceptible de refrendar la posibilidad misma de aniquilar el Don de la Vida (que no puede ser objeto de una norma) ya que, otras tantas personas pueden, en sentido contrario al pretendido y "de forma democrática", lograr la implantación del aborto libre por la misma vía.

Puesto que esto último es, sin duda, lo que ya han "logrado" -por acción u omisión- los partidos políticos (solitos ellos), las inciativas de los defensores de la Vida (desde su concepción hasta la muerte natural) deberían reconducirse -aunando esfuerzos- a:
(i) la asistencia de todas las victimas del aborto, y
(ii) anular toda legitimidad a un legislativo que desoye la ley natural (escrita en el corazón del hombre), la propia Razón, y, por supuesto, el respeto de un valor sagrado: la Vida Humana.

Pretender ahora que ZP, previa autorización de la mayoría absoluta del Congreso, proponga al Rey la firma de un Real Decreto convocando un referéndum sobre si el "Proyecto de Ley Orgánica de Salud Sexual y reproductiva...", constituye o no, una "demanda social" resulta, cuando menos, una triple utopía.

Por último, y frente a la opinión de Victor Gago -por quien profeso un profundo respeto-, manifestada en las respuesta a los comentarios enviados a HO, mantengo que es posible mantener una lucha activa en pos de la Defensa de la Vida y la total erradicación del aborto en España, empleando mecanismos más eficaces; incluso, en términos de influencia política.

nidixinipixi dijo...

Hola Miguel.

Me has sorprendido con lo de "víctimas". Para mi no hay más víctima que el niño que muere. Los otros son en mayor o menor medida responsables, incluida la madre por supuesto. De otro modo acabaría aceptando que los terroristas son víctimas del sistema, los pederastas de la liberación sexual y los ladrones de la injusticia social. Habrá algún caso, no lo niego, sobretodo entre menores, pero de momento no creo que la "maternidad" esté amenazada como algunos insinúan, ni que las mujeres estén "abocadas" a abortar.

Respecto Victor Gago... no le conozco más que por el incidente que creo que tuvo con el PP y por alguna colaboración con Losantos.

Lo malo del activismo desbocado de HO es que no repara en los medios y todo vale para intentar oponerse al aborto, aunque sea a costa de desacreditar al movimiento pro-vida con un referendum, como el problema del aborto fuera su carácter antidemocrático.

Saludos

Anónimo dijo...

Una verdadera ley de aborto sí consideraría a la madre victimaria que debe ser castigada con severidad.