martes, 9 de febrero de 2010

Hazte huir.

Elentir y Nacho Arsuaga han criticado en sus respectivos blogs al escritor Juan Manuel de Prada por el artículo que éste escribió el pasado sábado en el diario ABC en el que se muestra contrario a que el derecho a la vida se someta a referéndum y en la que da a entender que la manifestación de 7 de marzo tiene, entre sus objetivos, pedir ese referéndum. Según Elentir y Arsuaga, Juan Manuel de Prada no se ha enterado bien ya que la manifestación convocada para el 7 de marzo no tiene nada que ver con el referéndum a pesar de que, por ejemplo, uno de los 5 convocantes fuera una organización de reciente aparición denominada "Referendum Vida Sí".

Ya saben, si en una manifestación por la paz en Vascongadas uno de los cinco promotores se llama, "Independentzia Bai", no sean paranoicos. No se pide la independencia, se pide la paz evidentemente.

Por supuesto no es el único dato del que se ha servido Juan Manuel de Prada para llevarse al supuesto error de apreciación. Seneka y Museros muestran otras informaciones y silencios reveladores:


Donde dije "digo", digo "Diego".

Resulta curioso además que entre los convocantes de la página oficial de la manifestación ya no figura "Referéndum Vida Sí". Ver aquí. Organización que, por contra, sigue apareciendo como convocante en la noticia de HO:


Está visto que hemos sidos unos malpensados y que lo último que quería HO era arrastrarnos a una concentración erótico festiva en favor de un referéndum que nadie sensato defiende.

Por cierto que Elentir afirma que Juan Manuel de Prada, en coherencia, debería pedir la abstención en las elecciones, como si votar en unas elecciones tuviera que ser necesariamente lo mismo que pedir un referéndum. El problema de Elentir es que no entiende que para abolir las leyes hay que votar a unos señores que sentados en el Parlamento, votarán a su vez para derogar una ley anterior (quizá no lo entiende porque él prefiere abolir leyes mandando emails a los parlamentarios abortistas pero es lo que hay). No hay otra opción dentro del sistema que nos han dado. Esto no significa aceptar la legitimidad de la ley anterior ni de la votación que la aprobó, es solo la vía legal, el medio necesario, para abolir la norma.

Por contra, cuando uno pide un referéndum (que no está previsto en nuestro ordenamiento como paso necesario para aprobar una ley), no pide que la ley no se apruebe sino que sea un tercero el que decida si se debe aprobar o no (esto es así y el que diga lo contrario miente).

Las diferencias son por tanto evidentes. En un caso la votación es el único medio, en el otro caso, la votación es precisamente lo que se pide.

Mi hija de 4 años ya se lo ha explicado a mi hija de 2.


2 comentarios:

Museros dijo...

Por cierto, que en la carta abierta que Arsuaga escribe hoy a de Prada en su blog afirma que dejan la campaña del referéndum "en suspenso".

Vamos, que no renuncian a ello. Simplemente, han tenido que quitarla de los objetivos de las manifestaciones del 7 de Marzo por miedo a que no aparezca ni el tato por allí(lo cual sería un gran fracaso para HO, aunque no para el movimiento provida).

unavozcontraelviento dijo...

¡¡¡No va a estar en suspenso!!! Pues como para estar en notable o sobresaliente, con la de palos que les han caído por todos lados...
Me imagino que ahora deben estar todos los hazteoires cabreados unos con otros por haberse echado atrás, o por haber sacado la propiuesta en primer lugar...Pero bueno, ahora pueden fracasar un poco. Dentro de unos meses les tendremos defendiendo "el derecho a la libertrad religiosa", es decir aceptando parte sustancial de todo lo que quiera imponer el PSOE, y protestando por lo accesorio(por ejemplo protestar por que se quiten crucifijos de edificios públicos, pero parecerles perfectamente que la religión oficial del estado sea la democracia).